Espero que logréis admirar la obra de este genio como lo hago yo, este es un pobre resumen de su obra y su vida


.

Sobre la belleza

Dime, oh Dios, si mis ojos, realmente, la fiel verdad de la belleza miran; o si es que la belleza está en mi mente, y mis ojos la ven doquier que giran

Boceto de pluteo



BOCETO DE PLUTEO

El pluteo es una máquina con forma absidial que, al igual que el mantelete, podía variar en cuanto a su tamaño y que se desplazaba con tres ruedas dispuestas en la parte trasera y el frente.

En cuanto a su constitución se hacían en primer lugar unos arcos semicirculares horizontales para la parte superior, inferior y central de 10 centímetros de grosor que funcionaban como refuerzo. Servían además como los elementos de apoyo sobre los que se clavaban las tablas verticales que formaban el frente y que tenían dos centímetros de grosor.

Florencia, fundación Buonarroti

Esclavo Atlante







ESCLAVO ATLANTE


Obra inconclusa del genial maestro realizada entre los años 1520 y 1540 . Escultura en mármol de 267 cm de altura. Actualmente se encuentra en la Galleria dell'Accademia de Florencia

Profeta Jonas

PROFETA JONAS


Jonás fue devorado por una ballena y tres días después expulsado por ésta en la playa, por lo que se considera a este profeta como prefiguración de la Resurrección de Cristo. Por esa razón, Miguel Ángel pinta al profeta con un enorme pez a su lado. Jonás es de los últimos en ser pintados, el más cercano al Juicio Final y la presencia de Cristo, por lo que ha abandonado por completo la tarea de escribir sus profecías para admirar la cercanía de la divinidad. El profeta se encuentra sentado en un escabel de mármol adornado de escultura y balaustres dorados. Tras él hay ángeles que le ayudan en su tarea profética, de la misma manera que podíamos ver en otros profetas como Ezequiel o Zacarías, o en el caso de las sibilas, como la sibila délfica. La postura tremendamente escorzada anticipa el Manierismo, destacando la potencia y la fuerza de la figura, cuya anatomía indica el canon miguelangelesco.




Pintura restaurada

Manuscrito del soneto para Tommaso




EL SONETO PARA TOMMASO DE CAVALIERI

El sueño


EL SUEÑO

Parte de una colección de trabajos de estudio, ejecutados con carboncillo negro y rojo, que trascienden al mero boceto preparatorio para convertirse en obras de arte en sí mismas. Formalmente fueron concebidas como guía destinada al aprendizaje del alumno, pero ejercieron de excusa para solidificar la relación entre los dos hombres, que al parecer nunca tuvo consumación física, aunque los sonetos y misivas que intercambiaron transmitan una tremenda sensualidad. Tal era la pasión de Miguel Ángel ("Mi corazón está por primera vez en las manos de aquel a quien he confiado mi alma...", reza una de sus cartas) que permitió a Cavalieri no sólo copiar sus dibujos, sino también someterlos a juicio. El mismo artista que vetaba sus esquemas y bocetos a los ojos ajenos para ocultar todo el sufrimiento que entrañaba su obsesión perfeccionista, reclamaba sugerencias y enmiendas a un joven de sólo 17 años, tal como relata uno de sus coetáneos, el historiador Giorgio Vasari."Si este boceto no te complace, dímelo a tiempo para que haga otro mañana por la noche", escribe Miguel Ángel al pie de uno de los tres primeros dibujos que, de regreso a Florencia, envía a Tommaso con la escenificación de la caída de Phanteon. El resultado más logrado de sus desvelos fue el desnudo idealizado de un joven recostado sobre un globo terráqueo, el rostro de perfil encarado hacia una figura alada, que ejecutó en 1533, un año después de conocer a Cavalieri.

Ignudo


Estudio para un ignudo, sanguina con toques de albayalde, un esbozo de 271 x 190 mm. Corpus 144 verso; Museo Albertina, Viena